CREAR UN CURSO ONLINE

La formación online y el mercado de los cursos online es un sector que genera millones en ingresos, tanto para las empresas de formación como para instructores.

Sin embargo, la creación de cursos online no debería hacerse a la ligera ya que crear y vender un curso online con éxito requiere de tener unos conocimientos básicos sobre los ingredientes esenciales y contar con herramientas adecuadas.

 

El objetivo de tu curso online

Uno de los elementos más importantes es el objetivo del curso ya que determina la estrategia del curso, el tema del Curso, el diseño, la estructura, el precio, el formato y la forma de ofrecerlo. Por ello es tan importante tener claro qué pretendes conseguir con el Curso Online.

Necesitas definir el objetivo del curso de forma más concreta en base a tu negocio o planes de negocio:
¿Quieres un curso único como infoproducto para ganar dinero?
¿Es un curso dentro de tu negocio como versión online de lo que ya haces?
¿Es un curso para hacer crecer tu lista de correo?
¿Es un curso para darte a conocer?

La temática de tu curso online

Una de las claves del éxito de un curso es acertar con la idea o tema del curso. Te ayudará investigar qué tema o área realmente tiene interés y tu alumno está dispuesto a pagar. Es necesario realizar una mínima fase de investigación antes de avanzar más incluso si ya tienes una idea clara.

 

 

Soluciona un problema específico y aporta valor a tu alumno.

Si tu curso no ayuda y aporta valor no podrá tener éxito incluso con la mayor promoción del mundo. Es necesario que identifiques el dolor (o dolores) de tu cliente/alumno ideal para poder darle respuesta.

Por lo general, los cursos con resultados bien definidos que ayudan al alumno a conseguir su objetivo  tienden a tener una buena aceptación y buenos resultados. Un caso habitual es de cursos que enseñan a ganar más dinero o conseguir un empleo etc. No obstante, al final, todo tipo de cursos pueden dar buen resultado si ofrecen una transformación al alumno en el área de su interés.

Puedes empezar por hacer un inventario de tus propias habilidades y experiencias, particularmente si has superado algunos desafíos o retos en tu vida personal o profesional. Lo más probable es que otras personas estén afrontando esos mismos desafíos y podrían aprender de su experiencia.

Reflexiona igualmente sobre herramientas, software y cosas que usas o explicas en tu día a día. ya que tal vez puedas crear un curso online a partir de ahí.

Pon a prueba tus ideas y no tengas miedo del fracaso. Recuerda que la mayoría de instructores no han tenido éxito al primer intento.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies